Blefaroplastia

Blefaroplastia, Cirugía de Párpados

La cirugía de los párpados o blefaroplastia, está indicada para corregir el exceso de piel y prominencia de bolsas grasas que se presentan con la edad en los párpados superiores  e inferiores.

El procedimiento de la blefaroplastia consiste en retirar el excedente de piel del párpado superior y la bolsas de grasa de la región media y medial, así mismo en el párpado inferior. Dependiendo de la edad del paciente esta puede ser realizada por vía transconjuntival cuando el paciente es muy joven y solo presenta bolsas grasa en párpado inferior.

En la práctica del cirujano plástico la blefaroplastia también es asociada con otros procedimientos, los más comunes son rinoplastia, ritidectomía, y rellenos faciales con ácido hialurónico.

La blefaroplastia es la cirugía que busca rejuvenecer los párpados mediante la remodelación de los tejidos perioculares. Se realiza fundamentalmente por razones estéticas, pero en algunos casos se realiza únicamente por motivos visuales (blefaroplastia funcional) ya que la caída de la piel de los párpados superiores puede ocasionar una reducción del campo visual.

El objetivo de la blefaroplastia es devolver al párpado un aspecto más juvenil, manteniendo los rasgos propios de cada persona, manteniendo un aspecto natural, evitando cicatrices visibles y protegiendo la salud ocular. La evolución de las técnicas quirúrgicas en los últimos años ha sido fruto del mejor conocimiento de los procesos de envejecimiento facial. El cambio más importante ha sido la adopción de técnicas menos invasivas y más conservadoras, buscado una mayor preservación de mayor cantidad de tejido en el párpado con el fin de evitar ojos “vacíos” o esqueletonizados.

Cuidados tras la operación de cirugía de parpados

Después de la blefaroplastia será necesario evitar:

      1. Tensionar la piel de la zona o de los alrededores
      1. El uso de lentillas como mínimo 14 días
      1. Hacer deporte o ejercicio físico que implique el movimiento de la piel. Deportes y ejercicios acuáticos inclusive
      1. No tomar medicamentos que aumentan el sangrado, como aspirinas

Hay que tener en cuenta que después de la operación pueden aparecer pequeñas molestias, como cierta sensibilidad a la luz. La recuperación se produce de forma sencilla y rápida si se siguen los pasos anteriormente indicados. Una vez pasados unos seis días, se procede a eliminar las cicatrices. Estas solo serán perceptibles durante las primeras dos semanas, volviéndose prácticamente invisibles a partir de la tercera semana con efectos ampliamente duraderos.

Contáctanos para programar tu cita